¿Qué sucede en mi cuerpo si camino 30 minutos todos los días?

La caminata es una de las actividades físicas más populares, especialmente cuando se busca cambiar hábitos y agregar ejercicio a la rutina diaria.

No requiere un gran esfuerzo y se puede hacer simplemente saliendo a caminar por la calle, brindando numerosos beneficios al organismo. Realizar una caminata diaria de 30 minutos es ideal.

Según la American Heart Association, una organización estadounidense sin fines de lucro respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda dar al menos 10.000 pasos al día para mejorar la condición física y mental, lo cual tiene múltiples beneficios para el organismo.

Incluir la caminata en tu vida diaria y dejar el sedentarismo puede reducir entre un 6% y un 10% el riesgo de enfermedades coronarias, diabetes, cáncer de colon, cáncer de mama y otras enfermedades. Además, aumenta el flujo sanguíneo y los niveles de oxígeno en el cuerpo, fortalece los pulmones y ayuda a eliminar toxinas y desechos.

La OMS considera la caminata como una de las actividades físicas más comunes, junto con andar en bicicleta, practicar deportes y participar en actividades recreativas y juegos.

«Se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a prevenir y controlar enfermedades no transmisibles, como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión, mantener un peso corporal saludable y puede mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar», detalla la OMS en su portal web.

Una caminata simple y constante durante media hora puede quemar alrededor de 150 calorías, sin tener en cuenta el tipo de ruta o la velocidad a la que camines.

Además, los especialistas recomiendan hacer la caminata por la mañana, ya que ayuda a mejorar la calidad del sueño y reduce la producción de melatonina, la hormona que nos hace sentir cansados.

En ese sentido, también se aconseja comer al menos una hora antes de salir a entrenar. Lo ideal es consumir un desayuno equilibrado y rico en nutrientes, especialmente carbohidratos, ya que mejorarán tu rendimiento durante el ejercicio.

«Comer demasiado antes de hacer ejercicio puede generar sensación de pereza. Comer muy poco puede no brindarte la energía necesaria para mantener la fuerza durante tu entrenamiento. Consume una comida que contenga carbohidratos y proteínas en las dos horas posteriores al ejercicio, si es posible», explica el sitio especializado en salud Mayo Clinic.

La técnica ideal para aprovechar los beneficios de la caminata es la siguiente:

Según explica Mayo Clinic, debes adoptar una buena postura y movimientos decididos para que tu caminata regular se convierta en un ejercicio que mejore tu estado físico. Aquí tienes la postura ideal para caminar:

– Mantén la cabeza en alto. Mira hacia adelante, no hacia abajo.

– Relaja el cuello, la espalda y los hombros. Evita tensarlos o encogerlos.

– Deja que los brazos se balanceen libremente, con una ligera flexión de los codos. Puedes moverlos con un poco de impulso.

– Aprieta ligeramente los músculos abdominales y mantén la espalda recta, sin arquearla hacia adelante o hacia atrás.

– Camina de forma fluida, apoyando primero el talón y luego los dedos del pie.

Ver más | Salud

Descubre más desde INFOPASO

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio