Plan Ganadero incorpora más tecnología y capacitaciones

El Plan Ganadero, en etapa de reconversión y apuntando al trabajo asociativo entre productores.

A los fines de continuar incorporando tecnología y afianzar el trabajo asociativo entre los productores, el Plan Ganadero Provincial del Ministerio de Producción avanza hacia un proceso de reconversión que busca fortalecer la actividad agropecuaria a través de la producción autóctona de forrajes y todo el proceso de esa cadena productiva para cubrir la demanda alimenticia de la hacienda, más allá de lo que ofrece el campo natural.

En el primer lustro, el programa apuntó a su presencia en territorio a través de capacitaciones y asistencia con insumos, mientras que ahora se busca un trabajo más articulado entre productores para lograr el autoabastecimiento para su rodeo.

El coordinador general del Plan Ganadero Provincial 2010-2020, Med. Vet. Eduardo Ortiz, adelantó que se está “en el inicio de una etapa de reconversión”, continuando con lo que se venía haciendo pero ahora tratando de intensificar en todo lo que es adopción de tecnología. Cuando el programa se inició se previeron tenía dos etapas: una 2010-2015 para trabajar sobre el territorio y que el productor comprenda que utilizando tecnología, básicamente de insumos y el asesoramiento técnico, pudiera mejorar todas las etapas productivas en la ganadería.

“Los primeros cinco años se transitaron con mayor o menor éxito respecto a resultados físicos, difícil de medir, pero con un éxito contundente en lo que es trabajo territorial; es decir, la gente conoce en toda la provincia que hay un gobierno provincial comprometido con la producción ganadera que desde 2010 viene trabajando y cumpliendo con lo que dijo que iba a hacer”, explicó Ortiz. Y remarcó: “en toda la provincia se ha cumplido con cada camión, equipo, insumo, charlas técnicas; o sea, con todo lo solicitado se ha cumplido”.

Para esta segunda etapa, la de evaluación de resultados y promoviendo el trabajo integrado entre los productores, Ortiz indicó que “ahora queremos ser más exigentes y poder ya comenzar a medir resultados, y demostrar que estamos haciendo las cosas bien y que, si el productor adopta la tecnología adecuada, puede mejorar la renta de su empresa, independientemente del tamaño que sea”. “Ahora vamos a enfocarnos más al trabajo en grupos tratado que los productores se agrupen; estamos rediseñando el plan y empezando a pensar en un formato diferente de trabajo, aunque todavía no están cerrados los estratos en los que vamos a trabajar”, indicó.

El coordinador del programa fue claro al afirmar que se va a continuar asistiendo con insumos como se está haciendo hasta ahora, pero se va a priorizar a aquellos productores que formen grupos y que estén dispuestos a recibir a un técnico para que los acompañe en ese proceso de adopción de tecnología. “Nadie va a quedar afuera, todos van a ser atendidos, tanto chicos como grandes aunque con un formato diferente”, explicó.

Fuerte trabajo en territorio

La presencia del Plan Ganadero resulta hoy clave para la producción provincial, no sólo en el manejo de la ganadería propiamente dicha sino además en la promoción de la agricultura y producción del forraje para la hacienda. “Uno de los problemas que detectamos desde el inicio era que Corrientes tenía más hacienda que la capacidad de alimentarla; o sea, había déficit alimenticio”, por lo que desde el primer momento se comenzó a financiar incluso a productores que quieran comprar equipos como enrolladoras, enfardadoras, para la zona forrajera y se lanzó una línea fuerte de financiamiento de semillas y fertilizantes para incrementar el área de pasturas.

Todo ese anclaje “creció bastante, pero podría crecer más”, reconoció Ortiz, y hoy por ejemplo se están haciendo rollos con contratistas en la zona de la costa del río Uruguay donde no había una sola máquina enrolladora y hoy hay cinco equipos haciendo el servicio; es decir, cinco personas compraron máquinas y sirven a la zona forrajera. En la costa del Paraná también hay varios privados que tienen sus equipos y son menos los que dan servicios, pero allí lo está brindando el Plan, sobre todo para los pequeños productores.

Capacitación y desarrollo

Ortiz manifestó que el programa también apunta al fortalecimiento del asociativismo y en ese sentido se busca que a los grupos que tienen capacidad para ser financiados, accedan a créditos para la compra de los equipos y que sean ellos quienes brinden el servicio, ya que la maquinaria que posee la Provincia debe ser utilizada para dar capacitaciones. Y, en esa línea, se apunta a seguir financiando productores que realicen la compra y la inversión, y que luego ofrezcan el servicio además de hacer sus pasturas, y el Plan seguir utilizando sus máquinas para capacitar a más gente.

En materia de transferencia de tecnologías, el Plan Ganadero ya cuenta con un lote demostrativo en la Eragia donde se prevén concretar ciclos dirigidos a estudiantes de escuelas agrotécnicas, al tiempo que se prevé además implementar un sistema de becas tanto para la capacitación en temas de ganadería y forrajería, y traerlos desde el interior a los que no pueden venir por sus medios. “El Centro de Capacitación –Cecap- es un verdadero desafío; ahora arranca con un plan bastante ambicioso de cursos y la idea es que todo el año haya, pero además de eso el Plan Ganadero hace capacitaciones en el interior”, concluyó.

Fuente | Prensa Produccción.

Otros artículos interesantes...