La industria de la entrega de regalos sobrevive y prospera

Una idea que en el pasado comenzó a perder interés está reviviendo de la mano de la tecnología, pero claro también de una nueva cultura que se está dando a nivel mundial.

La industria de la entrega de regalos sobrevive y prospera.

Hablamos claro de la entrega de regalos, un formato o medio para sorprender a las personas que tuvo un boom a finales de la década del 2000 y que parecía iba a tener un abrupto final en los próximos años.

Pero como muchas industrias de carácter y muchas virtudes, esta encontró una nueva forma de allanar un nuevo camino y comenzar a crecer nuevamente. Es que vivimos en una era en la que la conveniencia está sobre todas las cosas, en particular para los millennials que ven en los medios de entrega un principal aliado a la hora digamos de pedir comida, pero también de realizar regalos o comprar muchos de los productos que necesitan en su vida.

Es ahí donde prosperan las empresas que brindan este servicio, como BigBox que ahora también ofrece delivery gracias a su alianza con la plataforma online de PedidosYa, permitiendo que sus clientes compren desde la comida que van a consumir esa noche, hasta ese regalo tan importante para un amigo o un ser querido.

Resulta muy cómodo, pero sobre todas las cosas un servicio extremadamente práctico, ya que con algunos clicks los usuarios pueden navegar fácilmente la lista de productos o servicios ya que las empresas de regalos como BigBox tienen un enorme surtido. Esto les permite seleccionar exactamente lo que buscan para esa persona en cuestión de minutos. Esta es también uno de los motores de esta recuperación, ya que la cultura de la conveniencia que prima en estos días, apunta a tratar de conseguir todo lo que se pueda en el menor tiempo posible y en lo posible sin tener que cambiar de plataforma.

¿Qué se puede conseguir?

Como se mencionaba, la firma BigBox ofrece una gran variedad de servicios, se puede regalar por ejemplo cenas románticas para esa pareja amiga en un vasto surtido de restaurantes de las grandes ciudades, pero también la posibilidad de salir de noche con amigos a algún bar y hasta la degustación de los mejores vinos del país en alguna vinoteca. Todo esto sin que la persona que regala se tenga que mover de su casa, mientras que la persona destinataria del regalo recibirá todas instrucciones para ir a ese restaurante o bar.

También existen otros regalos más avanzados, que tiene que ver con salidas de aventura, digamos cabalgatas, visitas a dunas en 4×4, saltos en paracaídas y hasta vuelos de bautismo entre muchos otros servicios. Claro que, si estamos buscando algo más relajado, también lo encontraremos, en formato de regalo de salida de fin de semana o bien una visita a un spa para relajarse.

Claro que los regalos físicos también están incluidos en estos paquetes, permitiendo sorprender a esa persona especial con la llegada de una caja con aquello que estaba esperando o bien algo nuevo que realmente necesitaba. Indistintamente de la ocasión o bien la intención del regalo, siempre es una buena forma de demostrar afecto por lo que seguramente veremos este tipo de servicio prosperar por mucho más tiempo.

Ver más | Tecnología