Incremento en los niveles de ozono en lo últimos años

Los niveles de ozono se han incrementado un 10% durante los últimos 20 años en el hemisferio norte, revela un nuevo estudio.

Durante las últimas dos décadas el nivel de ozono en la parte más baja de la atmósfera de la Tierra ha incrementado considerablemente. Esto se ha producido incluso en las áreas de los países que más estrictos han sido a la hora de regular las emisiones que desencadenan posteriormente la generación de ozono. Es una de las mediciones más grandes jamás hechas y todo ha sido gracias a aviones comerciales normales y corrientes.

En un nuevo estudio que recoge ScienceDaily, investigadores del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales (CIRES) de la Universidad de Colorado Boulder expresan cómo ha aumentado la cantidad de ozono durante los últimos años. Concretamente, el estudio recoge datos desde 1996 hasta 2016. Se han centrado en el ozono troposférico, que es aquel encontrado entre la superficie de la Tierra y los 15 kilómetros de altura. Es considerado un gas de efecto invernadero y, además, en niveles altos, puede dañar a pulmones de animales o a la flora.

Los humanos de por si no generamos este ozono, pero sí contribuimos a ello liberando otros gases que posteriormente reaccionan en la atmósfera para dar pie a la generación del ozono. Se trata de un gas que siempre ha formado parte de nuestra atmósfera y nos ayuda a protegernos de los rayos del exterior, sin embargo, en cantidades altas contribuye al efecto invernadero. Es por ello que durante años diferentes medidas se han tomado especialmente en países desarrollados para restringir la emisión de productos que puedan ayudar a su creación.

Paradójicamente, los resultados no están siendo los esperados. El nuevo estudio refleja cómo en el hemisferio norte (donde se encuentran la mayoría de países que tienen regulaciones más estrictas) los niveles están altos igualmente. ¿Razón? El gas viaja a lo largo y ancho del planeta. El estudio indica que los mayores niveles se encontraron en los trópicos (donde la mayoría de países tienen regulaciones pobres o nulas en este sentido) y que desde ahí ha estado viajando al resto de áreas del hemisferio norte.

En líneas generales, la investigación ha encontrado un aumento general del ozono en todas las regiones donde se ha buscado. Estas regiones han sido un total de 11: cuatro en latitudes medias, dos en subtrópicos, dos en trópicos y tres en zonas ecuatoriales. De media la concentración de ozono ha aumentado un 5% en cada una de las décadas.

Recopilando datos desde aviones

Dejando un poco de lado dónde y cuánto ozono ha aumentado, es interesante cómo se han tomado estas medidas. Estudios anteriores generalmente se han basado en datos recopilados por estaciones de monitorización escasas o en datos recopilados por satélite. Estos datos o bien han sido demasiado pocos como para sacar tendencias o bien han llegado a ser incluso contradictorios. En su lugar, este nuevo estudio ha aprovechado algo distinto: los aviones comerciales y sus rutas.

El sistema global de observación europeo IAGOS ha estado recopilando desde 1994 medidas como la concentración de ozono con un mismo instrumento integrado en los aviones. Esto ha permitido tener datos constantes, tomados en las mismas condiciones y de multitud de lugares del planeta. Indican que para el estudio los instrumentos de IAGOS en aviones comerciales recopilaron entre 1994 y 2016 un total de 34.600 medidas, lo que da alrededor de 4 medidas al día.

Vía | ScienceDaily

Ver más | xataka.com

Ver más | Tecnología

Deja un comentario