El Presidente Milei presiona a sus diputados

El Presidente Milei presiona a sus diputados para que la ley ómnibus se apruebe el jueves

En idas y vueltas con ministros y asesores durante el fin de semana, Milei aceptó “mejoras” en el proyecto, pero repitió que su límite es el “equilibrio fiscal”

Durante todo el fin de semana, y en especial por la tarde y noche del domingo, el presidente Javier Milei trajinó una y otra vez su chat de WhatsApp con el jefe de gabinete, Nicolás Posse; los asesores Santiago Caputo y Federico Sturzenegger, y el ministro de Economía, Luis Caputo. “Estos son los cambios, pero puede haber más”, reconocía un funcionario clave de la gestión de gobierno cerca de las nueve de la noche, atento a las idas y vueltas con “mejoras” a la ley ómnibus, que terminaron hoy con el envío del nuevo texto, ya presentado a los diputados opositores que podrían apoyar la norma.

En sus charlas y mensajes, el Presidente dejó en claro que su idea es que la ley se debata este jueves en la Cámara de Diputados. La presión presidencial fue concreta y se trasladó hoy a los titulares de las comisiones que debaten el proyecto: José Luis Espert (Presupuesto), el cordobés Gabriel Bornoroni (Legislación General), y el santafesino Nicolás Mayoraz (Asuntos Constitucionales), diputados con quienes Milei se reunió en la mañana del lunes. “Vamos a ir con este proyecto, es la versión final, final”, afirmaban en la Casa Rosada, mientras aseguraban que el aumento a las retenciones a la soja y sus derivados -que genera escozor en las provincias productoras como Santa Fe y Córdoba- se van a sostener “porque no se pueden bajar”, según confirmaron cerca del Presidente.

“Las provincias productoras plantean eso, pero no se puede porque no llegamos al déficit cero, que es lo que quiere el Presidente”, reconocían desde un despacho importante, en coincidencia con la postura de Milei. Y destacaban como una concesión importante la decisión de bajar a “0” las retenciones a economías regionales.

“Todas tienen límite. Y en Davos los empresarios y los políticos preguntaban si la ley sale o no”, contó otro referente del Gobierno para explicar la velocidad que se pretende imprimir al tratamiento de la norma, vital según el oficialismo para dar “señales” dentro y fuera del país y “aprovechar la oportunidad que tenemos” en las primeras semanas de gestión.

Límites en la negociación

Mientras repite a propios y extraños que su límite es “el equilibrio fiscal”, el Presidente sigue con “impaciencia” (como lo definiera el ministro del Interior, Guillermo Francos) la marcha de la norma. Y su intención, en entrevistas como la que dio hoy por la mañana en Rock and Pop, fue negar la existencia de un toma y daca con los bloques dialoguistas a cambio de los votos que necesita para que la norma sea aprobada y girada al Senado para su tratamiento. “No hemos cedido en nada, hay mejoras. Cuando nos proponen una mejora, la aceptamos, como en la (ley de) pesca”, dijo el Presidente en esa entrevista.

En relación a la normativa sobre la pesca, y según explican en la nueva versión del proyecto, “una gran confusión se produjo como consecuencia de la incorporación de la palabra internacional en el sistema de asignación de cuotas, aun cuando el proyecto no modificaba la exclusividad de los navíos argentinos para la actividad pesquera”. Esa palabra fue, entonces, “removida en esta versión clarificando dicha confusión”, sostiene el oficialismo en los considerandos de la norma, que también especifica que se mantiene la obligación de descargar en puerto y contar con tripulación argentina para las embarcaciones dedicadas a la pesca, como pedía un sector de la oposición.

El dilema entre lo ideal y lo posible quedó patente ayer, cuando según pudo saber LA NACION la fórmula jubilatoria generó discusiones entre los propios ministros. Caputo, por caso, adujo que no había fondos suficientes para la fórmula que finalmente se consensuó, con la vigencia de la movilidad jubilatoria en marzo, y la posibilidad de indexar los haberes jubilatorios a partir de abril en base a la inflación que mide el INDEC.

“Mejoramos la situación de los más vulnerables, aumentamos la AUH y el plan Alimentar, y si no hacíamos nada los jubilados iban a perder 2 puntos del PBI, con esto le estamos recuperando 1,5 puntos”, dijo el Presidente en defensa de lo finalmente acordado puertas adentro. La posibilidad de que gobernadores peronistas también apoyen la norma -esbozada ayer por Francos- contrasta con la molestia de varios de ellos por la demora en la vuelta atrás de las exenciones por Ganancias dispuestas por el gobierno kirchnerista. Otros mandatarios opositores, sin embargo, esperan esas mejoras para apoyar la ley, más allá del rechazo frontal de mandatarios como el bonaerense Axel Kicillof y el riojano Ricardo Quintela, a la ley y el DNU, hoy vigente en su mayor parte.

“Estamos haciendo algunas modificaciones en el marco del diálogo, pero el rumbo no es negociable”, dijo el portavoz Manuel Adorni en la conferencia de prensa matinal en Casa Rosada. Bajo presión, los diputados que responden al Presidente intentarán acelerar los tiempos para aprobar la ley antes de que termine esta semana.

Ver más | lanacion

Ver más | Política

Descubre más desde INFOPASO

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio