El consumo minorista cayó en enero un 28,5%

El consumo minorista cayó en enero un 28,5% anual como resultado de la incertidumbre económica y los aumentos de precios

Según el último relevamiento de CAME, el mes pasado el mercado se caracterizó por pocas transacciones y la tendencia de la gente a postergar compras o cambiar a productos de segundas y terceras marcas

Aunque en enero se observó una desaceleración del ritmo inflacionario, la dinámica de los precios golpeó al consumo minorista. Según el Índice de Ventas Minoristas Pymes que realiza la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME),en el primer mes del año las ventas del sector cayeron un 28,5% anual en comparación con el mismo período de 2023. Es, también, una caída del 6,4% intermensual, al comparar con los números de diciembre.

Es un resultado que se desprende directamente de la devaluación de diciembre, la aceleración de los precios, en un contexto en el que los ingresos siguen perdiendo poder adquisitivo frente a la inflación. “Este inicio de año se caracterizó por un mal desempeño en el sector comercial, marcado por escasas transacciones y una baja afluencia de público en los locales”, detalla CAME, que realizó el relevamiento entre 1256 comercios minoristas del país, el 1 y 2 de febrero.

“En términos generales, los comercios consultados coinciden en que enero fue un mes perdido. Principalmente debido a la incertidumbre económica y al pronunciado aumento de los precios, que no fue acompañado por un ajuste en los salarios —explica el informe—. Para el consumidor promedio, todo resultó costoso, lo que llevó a una selección más cuidadosa de compras, priorizando las necesidades más urgentes para resguardar ingresos”.

El sector más castigado fue el de Farmacia, que tuvo un desplome de las ventas del 45,8% anual (7,9% intermensual). Según informaron, la gente compró, sobre todo, medicamentos esenciales. Esto se da luego de que en diciembre estos productos aumentaran un 40%, lo que repercutió en una inflación del 32,6%, equivalente al 227,7% interanual. Además, en el sector de Perfumería el descenso fue de 32,6% en la comparación con el mismo período de 2023 (7,8% mensual).

Alimentos y bebidas, uno de los rubros más relevantes para estudiar la tendencia de los aumentos, sufrió, en diciembre, una aceleración por encima del IPC (25,5%), con una suba del 29,7%, lo que llegó de la mano del levantamiento de controles y acuerdos de precios. El derrumbe en el consumo durante enero, en consonancia con estos datos, fue del 37,1% anual, es decir, tuvo una caída del 13,2% mensual.

Según el informe, muchos se volcaron a productos de segundas y terceras marcas como método de ahorro ante los ajustes. Pero, por otro lado, muchos comerciantes expresaron la expectativa deque la gente “se acostumbre a los nuevos valores”, y que esto implique una recuperación del ritmo habitual de consumo en febrero. También en el sector de Bazar y decoración, que sufrió bajas en las ventas del 20,5% anual y 5,4% mensual, sostienen una visión esperanzadora de que las ventas se reactiven durante este mes.

La categoría Calzado y marroquinería, en tanto, cayó un 20,8% anual y un 7,1% en comparación con diciembre. “El cliente no se dejó tentar”, a pesar de que muchos comercios brindaron ofertas y liquidaciones. Las compras se centraron en los productos más baratos y se postergaron, por ejemplo, las zapatillas deportivas.

En las ferreterías la tendencia ya se venía observando a lo largo del mes. Sergio Angiuli, titular de la Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (Cafara), había comentado, en diálogo con LA NACION, que el consumo venía en baja, y que se esperaba la implementación del plan de compras Cuota Simple (que se aplica desde principios de febrero y permite comprar en tres y seis cuotas a tasas fijas) con la esperanza de que esto impulse las ventas. Los datos de CAME en el sector muestran una merma del 31,3% en el consumo (7,3% mensual), y un freno de la obra pública y la construcción privada.

El único rubro con un leve crecimiento, Textil e indumentariarepuntó un 0,9% anual, aunque marcó una caída del 2,8% mensual. “Mucha gente había postergado compras para enero, esperando las liquidaciones, y eso contribuyó a que el mes no sea tan malo como en otros sectores”, detalla el informe.

Ver más | lanacion

Ver más | Economía

Descubre más desde INFOPASO

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio