“El ajuste es muy poco”

El economista Guillermo Nielsen opinó que el recorte del gasto público anunciado por el Gobierno se quedó corto. “Debería haber sido un anuncio de por lo menos US$ 10.000 millones”, indicó.

El economista y ex secretario de Finanzas durante el gobierno de Néstor Kirchner, Guillermo Nielsen, opinó hoy que el Gobierno “reaccionó tarde” frente a la suba del dólar y dijo que el recorte presupuestario de US$ 3.200 millones es “muy poco”, ya que el gasto debió contraerse en US$ 10.000 millones.

“El gobierno reaccionó medio tarde, a mi modo de ver, y los anuncios y las cifras fueron insuficientes en relación con la magnitud de la corrida que sufrió Argentina”, sostuvo a Télam.

Nielsen explicó que la situación “tendrá que pasar o no el test del mercado” y manifestó que “a primera vista, los anuncios dejaron un sabor como que esto no está cerrado”.

Opinó que “US$ 3.200 millones es muy poco” y que “debería haber sido un anuncio de por lo menos US$ 10.000 millones de contracción del gasto”.

“Entre hoy y mañana vamos a pasar un veranito que es el que nos da la venta de dólares de los bancos, que se van a tener que desprender de entre US$ 1.000 y 1.500 millones, que van a ayudar a moderar la cotización del dólar”, explicó.

“Ajuste va a haber que hacer. Uno se adelanta a los ajustes, y los ordena, o llega tarde y los sufre”, sentenció.

Añadió que “acá se está gastando mucha más plata de la que ingresa a la Tesorería y esa etapa se terminó, ya no hay endeudamiento disponible”.

Consideró como “explosiva” la posible intención del Gobierno de financiarse en el mercado interno, “porque las tasas ya están al 40%”.

“Si a esta tasa se le pone la presión de que el Gobierno se lleva los pocos pesos que hay, vamos a una situación realmente de riesgo”, advirtió.

En cuanto a la reducción del gasto público, indicó que “el Gobierno va a gastar US$ 10.000 millones menos de lo que tenía previsto simplemente porque no se los prestan”, lo que implicaría, según su criterio, una “relajación” del sistema.

“Debería haber tranquilidad” por esto, opinó, y sostuvo que “lo importante es no exacerbar la inestabilidad que tenemos; tenemos que llevar la economía a un sendero más tranquilo y menos volátil”.

Sostuvo que la lucha contra la inflación “se está perdiendo” y que “no se combate ratificando metas”, sino “controlando la emisión monetaria y otros factores que coadyuvan a aumentar la inflación”.

Por último, expresó que “estamos yendo a una inflación del 27%”, aunque reconoció que “todavía se pueden introducir correcciones”.

Ver más | lapoliticaonline.com

Artículos relacionados: