Bizcocho fácil con solo tres ingredientes

¿Cómo hacer un bizcocho fácil con solo tres ingredientes que seguro tenemos en casa?

En ocasiones, la imposibilidad de encontrar ciertos productos o simplemente el encontrarnos con la despensa medio vacía, nos obliga a despertar nuestra imaginación en la cocina.

Así, procuramos estirar al máximo los ingredientes que tenemos en casa y buscamos hacer grandes elaboraciones con poco. En esta categoría está este bizcocho para el que solo se necesitan tres ingredientes.

Seguro que los tenemos en casa porque son fondos de despensa: huevos, harina y azúcar. El resultado, a la vista está. Un bizcocho súper esponjoso y muy liviano. No lleva grasa alguna, ni tampoco levadura.

Para que la masa suba en el horno hay que batir bien los huevos y ser cuidadosos a la hora de integrar todos los ingredientes, procurando que no se pierda el aire incorporado con el batido. Unas varillas eléctricas serán de gran ayuda.

A partir de aquí podemos hacer las variaciones que queramos como el bizcocho de yogur o el bizcocho de limón, o engrosarlo como un bizcocho de leche, además de los trucos para hacer el bizcocho más esponjoso.

Ingredientes Para 8 personas

  • Huevos 4.
  • Harina de trigo 120 g.
  • Azúcar 120 g.

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 55 m.
  • Elaboración 20 m.
  • Cocción 35 m.

Separamos las claras de las yemas en dos recipientes distintos. Batimos las claras con unas varillas a velocidad baja. Cuando empiecen a espumar y sin dejar de batir, añadimos poco a poco la mitad del azúcar. Continuamos batiendo durante unos seis-ocho minutos más a velocidad alta hasta conseguir un merengue firme.

A continuación, sin necesidad de lavar las varillas, batimos las yemas junto con el resto del azúcar. El color cambiará y se volverán pálidas, también aumentarán en volumen por la cantidad de aire incorporado. Paramos de batir cuando las varillas dibujen un trazo en las yemas.

Añadimos la harina, tamizada, y las claras, batidas, al recipiente con las yemas. Lo haremos de forma alterna y en tres partes, integrando la harina o las claras con movimientos envolventes y mucha suavidad. No añadimos el ingrediente siguiente hasta que no esté bien incorporado el anterior.

Cubrimos la base de un molde de 18 cm. de diámetro y paredes altas con un disco de papel vegetal. Vertemos la masa en su interior y alisamos la superficie. Introducimos en el horno, precalentado a 160°C con calor arriba y abajo, y cocinamos durante 35-40 minutos o hasta que veamos que está bien cocido.

El tiempo de cocción dependerá del horno de cada cual, al igual que la temperatura que puede oscilar 10°C arriba o abajo. Una vez retirado el bizcocho del horno, dejamos que se atempere antes de desmoldar. Podemos espolvorear con azúcar glasé en el momento de servir, opcional.

Ver más | directoalpaladar

Ver más | Gourmet

Descubre más desde INFOPASO

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio