Valdés firmó acuerdo para solicitar el cruce por Yacyretá al Paraguay

El gobernador Gustavo Valdés firmó este miércoles con el gobernador del departamento de Misiones, Paraguay, Carlos Arrechea, el acuerdo de “Solicitud de apertura del tráfico fronterizo vehicular” sobre la represa Yacyretá.

Fue durante un acto realizado en el Centro Cultural de la ciudad de Ituzaingó, en compañía del vicegobernador Gustavo Canteros, el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani, el jefe comunal local, Eduardo Burna y el intendente de la vecina localidad paraguaya de Ayolas, Carlos Duarte. Las autoridades coincidieron allí en señalar la jornada como “un día histórico”.

El objetivo de este acuerdo es solicitar a las cancillerías de ambos países la apertura del paso sobre la represa hidroeléctrica y conectar así las ciudades de Ituzaingó y Ayolas. El acto respectivo dio inicio cerca de las 21 de este miércoles en el salón multiusos del Centro Cultural, ubicado frente a la céntrica plaza San Martín de la “Capital de la Energía”.

Asistieron a la ocasión numerosos legisladores y funcionarios, tanto provinciales como municipales de ambos países. Entre ellos, el ex gobernador y senador provincial Ricardo Colombi, quien también rubricó el acuerdo, al igual que varias autoridades, incluidos quienes acompañaron a Valdés y Arreche en la mesa, además de ministros correntinos y paraguayos.

“Durante mucho tiempo lo estuvimos buscando”, comenzó afirmando Valdés al cerrar el acto con sus palabras, tras la firma del acuerdo. El gobernador correntino señaló así que “ya en el año 1978, los ituzaingueños y los ayolenses soñábamos que algún día, no sólo podríamos producir energía, sino también estar unidos”.

Y remarcó que “los argentinos y paraguayos todavía seguimos esperando que se abra este paso”. No obstante, consideró que “estuvimos cerca muchas veces de lograrlo, pero siempre teníamos las cadenas de la burocracia”. En este marco, Valdés sostuvo que “hoy estamos ejerciendo acá un derecho constitucional, que es el de peticionar ante las autoridades, en este caso ante los presidentes de las hermanas repúblicas de la Argentina y del Paraguay, respectivamente”.

Asimismo, Valdés consideró que “este acuerdo está potenciado además porque hoy aquí estamos los legítimos representantes de pueblos elegidos democráticamente en municipios y provincias de ambos países”, por lo que sostuvo que “este es un pedido con mucha fuerza”, entendiendo que por ello “debe ser ahora atendido de otra manera”.

Por otra parte, el mandatario correntino sostuvo que “la Entidad Binacional Yacyretá es fruto del abrazo de dos pueblos que hoy estamos presentes acá para decir que queremos abrir los brazos”.

Y sostuvo que “es el momento que avancemos ambos pueblos, ambos gobiernos, en tomar la decisión política de la apertura del paso de Yacyretá, para vehículos livianos”.

Asimismo, el mandatario correntino señaló que “también estamos buscando otra unión física entre Corrientes y la República del Uruguay, que es entre Bella Unión y Monte Caseros, y estamos interesados que ahora vence la concesión del puente de Santo Tomé-San Borja, de retirar de las cláusulas la prohibición de realización de nuevos puentes, porque queremos pedir la construcción de otro puente más, Itá Quí y Alvear, pero lo que no se explica es porque luego de casi 20 años de terminada una represa que nos costó miles de millones de dólares a los argentinos y paraguayos, nos digan no a la unión física”.

“Creo que tenemos las condiciones, nosotros estamos invirtiendo mucho en comunicación, pero este es el momento de que ambos tenemos que abrazarnos en un destino común que es el del desarrollo”, señaló Valdés. Y agregó que “hoy vemos una Ayolas distinta, pujante, que creció mucho y que seguramente ustedes deben estar viendo lo mismo, Ituzaingó está cada vez mejor, más grande, pero esto tiene que ser punta pie inicial para que ese desarrollo sea más marcado, más acentuado, sin descuidar las cuestiones de seguridad correspondientes respetando a las autoridades nacionales, provinciales y comunales”.

Finalmente, Valdés entendió que “esta tiene que ser la visión del MERCOSUR, que tiene que comenzar a derribar sus barreras políticas, para que realmente cumple el objetivo que tal vez tuvo Raúl Alfonsín, cuando lo pensó con Brasil y los hermanos pueblos de Uruguay se fueron uniendo”.

Día histórico

“Hoy es un día histórico, en donde dos regiones hermanas firman un compromiso de gestión, porque consideramos importante la unidad de estos pueblos, no sólo a través de su cultura, sino también a través de este puente, que mucho conflicto nos trajo, debido a esa barrera que de alguna forma nos limita”, sostuvo Duarte, por su parte.

El intendente paraguayo de Ayolas celebró que “todas las autoridades que hoy estamos aquí nos pongamos de acuerdo” y confió en que “este acuerdo tenga eco muy arriba” con la esperanza que “no quede sólo en palabras y tengamos una unidad de hecho en la región, en poco tiempo más”. Y consideró que “el progreso de estas dos regiones, depende mucho de esta apertura”, por lo que le pidió a “los dos gobernadores, no bajar los brazos para lograr la unión física entre dos pueblos hermanos”.

Seguidamente, Arreche agradeció a Valdés por “esta iniciativa” y reconoció que “esto para nosotros también es un anhelo largamente ansiado”. Y atribuyó este “entendimiento” entre las autoridades políticas de ambos países que se congregaron en esta ocasión, al “momento político que se vive” y a “las buenas relaciones que mantenemos con nuestros pares en Argentina”.

“Hoy las condiciones están totalmente dadas”, aseguró el gobernador paraguayo de Misiones, agregando que “si perseveramos, esto se tiene que dar pronto”, poniendo como “desafío” la “apertura en este 2.018” de la represa. Y fue optimista al asegurar que “lo vamos a conseguir”.

Por su parte, Burna sostuvo que “hoy estamos todos reunidos acá por un hecho que va a tener connotaciones muy importantes en el futuro de la región”. El intendente de Ituzaingó recordó que cuando vino la EBY, lo hicieron “con el compromiso de generar la represa hidroeléctrica más importante de la Argentina, que esto iba a traer el desarrollo a la región, pero que además nos iba a permitir tener un paso directo y poder confraternizar de manera correcta con los paraguayos”.

Luego sostuvo que “desde el 2001 que la EBY terminó la represa, fuimos quedando postergados, tal vez en muchos aspectos, porque no teníamos el peso político o de votos, o la importancia económica que requería esta región”, a lo que agregó que “hoy están las condiciones realmente políticas para que esto suceda” y que “requieren la necesidad de tener un MERCOSUR unido”.

Fuente | Información Pública.

Otros artículos interesantes...