River hizo lo que nadie se animó a hacer

Deportes

Desde Paraguay, Pipino Cuevas charló con Olé y bancó la decisión del club de no presentarse ante Atlético Tucumán y espera que no haya sanción porque “sería una burla para todos”. Recuerda la final en Madrid y también chicanea a Boca.

Es una especie de embajador de River en Paraguay y a él le encanta que así sea. Nelson Cuevas recuerda su paso por el club de Núñez, donde logró cinco títulos, con tanta emoción que de su boca sólo brotan palabras de agradecimiento. “Mirá, yo le debo mucho a River porque fue el club me dio cultura, educación, me ayudó a crecer económica y futbolísticamente y pude jugar en la selección de mi país… Entonces lo menos que puedo hacer es estar a disposición siempre que me necesiten”, arranca la charla con Olé mientras realiza la cuarentena con su familia en Asunción.

Y vaya que es cierto que se compromete con el Millonario: alcanza con traer a la memoria la vez que se puso la cinta de capitán el año pasado, aportando abogados para que la justicia paraguaya liberara a Nicolás De La Cruz (NdeR: arrastraba un problema judicial de su paso por Liverpool y por eso fue demorado al ingresar al país) y éste pudiera jugar y ser el héroe ante Cerro Porteño por los cuartos de final de la Libertadores. “Por ese gesto me mandaron mil amenazas al celular, aunque gracias a Dios no pasó a mayores. Con el tiempo se solucionó todo porque saben que yo soy una buena persona, no soy conflictivo”, relata Pipino. Aunque esa defensa no es la única que hace por River. Y en la charla queda claro.

– En Paraguay se han tomado las medidas necesarias y a tiempo para frenar la pandemia del coronavirus?

– Sí, acá la gente tomó conciencia al igual que sucedió en la Argentina después de lo que hizo RiverCreo que a partir de esa situación allá se comenzó a tomar el tema con más seriedad, sabiendo del riesgo que existe con el coronavirus y que muere mucha gente. Acá al principio lo tomaban en joda, y recién cuando comenzaron las muertes se tomó real dimensión de todo.

– ¿Te referís a la acción de River, con su no presentación ante Atlético Tucumán, como el puntapié que llevó a tomar conciencia en el país?

– Realmente es lamentable la situación que se vivió en el fútbol argentino. Es increíble que un equipo grande haya tenido que parar de prepo (sic) para que la gente tomara conciencia. Imaginate lo que se le iba a venir a River si esto no era verdaderamente tan grave, eh… Pero como River tiene la razón de lo que hizo y propuso, hoy en día la gente se da cuenta de la importancia de su accionar. River es una institución seria, que no va a poner en riesgo la vida de nadie y acá se trata de vidas humanas. Entonces yo creo que fue la mejor decisión, y espero que les sirva de ejemplo también al resto de las instituciones.

– ¿Y por qué pensás que se criticó tanto ese accionar de River?

– Fue muy criticado por el hecho de que el club se plantó. No se prestó para estas cosas y no puso en riesgo la vida de nadie. Yo creo que eso es lo que molestó a muchas personas y por eso a River lo dejaron solo… El club tuvo la valentía de tomar una decisión que nadie se animó a tomar. Dio el puntapié inicial. Y la verdad te digo, sacando que soy hincha del club, si lo hubiese hecho Boca o cualquier otro equipo te iba a estar diciendo las mismas palabras. Porque tenemos que valorar un poco más la vida humana y por eso apoyo plenamente la decisión que tomó River.

– ¿Pensás que después de todo esto seguirán pensando en sancionar al club por esa determinación?

– La verdad espero que no porque en ese caso se estarían burlando de todos… Lo que sí creo es que hay algunos directivos que están con la sangre en el ojo intentando hacer algo en contra del fútbol. Van a hacer las mil y una para que lo sancionen a River, estoy seguro. Pero repito: ojalá tomen conciencia y entiendan que River actuó en buena fe y la mayoría de los argentinos se dio cuenta de eso.

– Hablando un poco de fútbol, ¿cómo viviste el final de la Superliga que se le escapó a River?

– Mirá, el torneo que teníamos que ganar, lo ganamos…

– Imagino que hablás de la Copa Libertadores de Madrid…

– Ése era un momento crucial, histórico, y River lo ganó.

– ¿Pero no te dio un poco de bronca que la Superliga la ganara Boca y en la última fecha?

– Da un poco de bronca, sí, porque en ese último partido a River no le dieron un claro penal… Hubo una serie de factores que ayudaron para que River no pudiera ganar ese título local que le falta a este ciclo tan exitoso. Pero no pasa nada, esto sigue…

– Por lo pronto, la sensación es que para el hincha de Boca fue un alivio y los ayudó a ir dejando atrás lo que pasó en Madrid…

-No, no. Esa Libertadores fue única y nada lo va a poder igualar. Pero bueno, todos estamos en la viña del Señor y todos tenemos derecho a estar felices. Y River les dejó un poquito a los otros también…

– ¿Pero que Boca le ganara el torneo a River de la manera que sucedió no sana un poco esa herida de 2018?

– Jajaja… No, dale, hablemos en serio. ¡Por favor! Me causa gracias pensar eso. Qué se yo… Es verdad que ellos ganaron el torneo y me parece genial que se pongan felices, pero ya está. Igual, me hubiese gustado que lo ganaran sin tanta polémica… Me parece que hubo condimentos que se dieron y que no dejaron que el título fuera tan dulce para Boca. Y bueno, así es el fútbol y estas definiciones se van a seguir dando mil veces más.

– Pero ninguna como la del Bernabéu, entonces.

– ¡Noooo! Igual la historia continúa y los hinchas necesitamos que sigan estos enfrentamientos superclásicos…

Ver más | Olé