Mitos y verdades sobre el cuidado del corazón de la mujer

Una de cada tres muere a causa de enfermedades cardiovasculares. Cómo prevenir.

El temor al infarto sigue siendo cosa de hombres. Las mujeres suelen pasar por alto el cuidado de su corazón, pese a que una de cada tres muere por enfermedades cardiovasculares. Por eso, en vísperas del Día de la Mujer, especialistas llaman la atención sobre falsas creencias, de la importancia de estar atentas a los síntomas y dan pautas de prevención.

“La enfermedad cardiovascular (ECV) es la primera causa de muerte en la mujer y lo más importante es que en muchos casos es prevenible, controlando los factores de riesgo como el colesterol elevado, la hipertensión arterial, el sobrepeso y el estrés”, señala Mildren del Sueldo, presidenta honoraria del comité de ECV en la mujer de la Federación Argentina de Cardiología (FAC), que este año lleva adelante la campaña #SanasDeCorazón: la enfermedad cardiovascular no discrimina, en conjunto con el centro Diagnóstico Maipú.

“Lograr derribar los mitos que rodean a la ECV en la mujer es un aspecto clave para prevenir la enfermedad, así como que las mujeres comiencen a darle la importancia que tienen las enfermedades del corazón”, destacan los impulsores de la iniciativa, que difundieron un verdadero-falso sobre las principales creencias vinculadas al tema.

Más mujeres mueren a causa del cáncer de mama que de enfermedades cardiovasculares

FALSO. Las mujeres tienen una tendencia a preocuparse más por el cáncer de mama que por las enfermedades del corazón, aunque las estadísticas demuestran que la mortalidad femenina anual por ECV es 8 veces superior a la del cáncer de mama. Se subestiman los síntomas de la enfermedad cardiovascular en la mujer, lo que trae una demora en las consultas y por ende en sus respectivos tratamientos.

Las mujeres presentan los mismos síntomas de ECV que los hombres

FALSO. La mujer no siempre experimenta los mismos síntomas de enfermedad cardíaca que el hombre. De hecho, muchas veces presenta síntomas atípicos y de forma tardía, lo que dificulta el diagnóstico y aumenta el riesgo de muerte. Es de suma importancia que las mujeres sepan cuáles son las señales que indican que una mujer puede estar sufriendo un infarto;

Malestar en mandíbula, cuello, hombro, parte superior de la espalda o abdomen.

Dolor en uno o ambos brazos.

Falta de aire.

Náusea o vómito.

Vértigo o mareo.

Fatiga inusual.

Solo las personas mayores pueden sufrir ECV, no afecta a jóvenes

FALSO. Si bien a mayor edad existen más riesgos, el ataque cardíaco no necesariamente depende de este factor y de hecho pueden producirse en mujeres jóvenes. El componente hereditario juega un factor clave, aunque también llevar una vida sedentaria y una alimentación desequilibrada aumentan los riesgos de sufrir problemas cardíacos a edades tempranas.

Al sufrir un infarto, la mujer tiene mayor riesgo de muerte que el hombre

VERDADERO. Se ha comprobado que, tras un infarto de miocardio, la mujer presenta una mayor mortalidad que el hombre. Según cifras del Ministerio de Salud de la Nación, la tasa de mortalidad femenina es del 32%, mientras que en los varones es de un 29%. Esto se debe, principalmente, a que la mujer no es consciente de los factores de riesgo de ECV de su género, lo cual provoca que no se atiendan a tiempo.

La menopausia aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

VERDADERO. Diversos estudios han confirmado que después de la menopausia, las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Esto se debe a la disminución de los efectos protectores del estrógeno. Aumenta el colesterol LDL -colesterol malo-, desciende el HDL -colesterol bueno- y también puede aumentar la presión arterial, todos factores que aumentan considerablemente el riesgo de ECV.

El ejercicio físico previene las enfermedades cardiovasculares

VERDADERO. El sedentarismo es el primer factor de ECV en mujeres mayores de 30 años. Teniendo en cuenta esta cifra, la actividad física es una de las mejores formas de mantener controlados los factores de riesgo. Según indica un estudio, con 30 minutos de actividad física al día se podrían prevenir 1 de cada 12 muertes y casi 1 de cada 20 casos de enfermedad cardiovascular.

Los factores de riesgo de ECV son iguales entre hombres y mujeres

VERDADERO. Existen diversos factores de riesgo compartidos por ambos géneros. Estos son: obesidad, tabaquismo, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol, diabetes, colesterol alto y triglicéridos altos. De todos modos, es importante tener en cuenta que en la mujer después de la menopausia estos factores de riesgo se acentúan.

Hábitos saludables para un corazón sano

La mayoría de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular pueden controlarse. El mejor modo es modificando nuestros hábitos.

-Consumir frutas y hortalizas a diario.

-Limitar el consumo de sal.

-Consumir cereales integrales.

-Más pescado y menos carne roja.

-Evitar el tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas.

-Realizarse chequeos cardiológicos.

-Hacer 30 minutos de ejercicio diario.

Ver más | clarin.com

Otros artículos interesantes...