Información útil para la toma de decisiones

Organizada por el Diputado de la Nación Ing. Agrónomo, Jorge A. Vara, el día miércoles 01 de abril, se llevó a cabo una conferencia virtual con el Ing. Agr. Eduardo Sierra, especialista en agro-climatología.

En la conferencia se conversó sobre la perspectiva climática e hidrológica para la provincia de Corrientes y la Cuenca del Plata, tema de gran relevancia por su impacto en las actividades productivas, pero también en la salud y el nivel de los ríos. Participaron productores rurales, representantes de entidades agropecuarias, Facultad de Cs. Agrarias de la UNNE y Legisladores Nacionales. El material será ampliamente difundido

El climatólogo informó el estado actual de las temperaturas del Océano Pacífico Ecuatorial que definen la ocurrencia de los fenómenos de «el Niño» o «la Niña» y expuso que los pronósticos del mundo prevén una «Niña atenuada» para los próximos meses. 

Además, mostró cómo se comportarían las precipitaciones mes a mes para toda la cuenca del Plata y modeló un pronóstico de comportamiento de los dos grandes ríos: Paraná y Uruguay, los cuales en los próximos meses recuperarán altura y dejarán el nivel de bajante histórico para mantenerse en caudales medios hasta fin de año. Las inundaciones son improbables hasta el próximo otoño.

Respecto a su influencia en algunas de las actividades productivas, el Ing. Agr. Jorge Vara subrayó que actualmente el estado de las represas para el riego de la futura campaña de arroz está bajo, con un 40% de su capacidad, en la zona central de la Provincia (eje Mercedes – La Cruz), mientras que la situación es mejor hacía el sur de la provincia (Curuzú Cuatiá y Sauce) donde promedian un 70% de llenado.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta el pronóstico presentado, no es de esperar una falta de agua importante para la recarga de las represas, aunque probablemente algunos productores deban disminuir un poco su área de siembra. Lo bueno es que para diciembre y enero se anuncia buena radiación, es decir, condiciones propicias para altos rendimientos del arroz.

Por otro lado, habrá un buen nivel de precipitaciones para la ganadería pensando en los verdeos de invierno con un solo peligro: temperaturas muy bajas desde mayo que desmejoran la calidad de los pastos. También hay que prestar atención en la horticultura y fruticultura porque estas bajas temperaturas, y épocas con precipitaciones por debajo de lo normal podrían originar periodos de riesgo de incendios forestales. 

Asimismo, se remarcó la influencia que pueden tener las temperaturas y precipitaciones esperadas en las 2 enfermedades de mayor importancia actualmente: dengue y coronavirus.  

Por último, el Diputado de la Nación recalcó la importancia de continuar monitoreando la perspectiva climática e hidrológica dado que la misma se actualiza conforme avanzan los meses.

Ver más | Producción