Giovani Lo Celso en ‘modo Messi’ Copa América

COPA AMÉRICA.

En un equipo de Scaloni que ataca sin un plan concreto y que varía demasiado en esquemas y estrategias, lo mejor se ve en los últimos pases del zurdo ex Rosario Central.

La selección argentina jugó mejor que Chile y mereció el triunfo. De las últimas actuaciones, fue quizás la vez que encontró mayores respuestas colectivas, aunque todavía sigue sin verse un patrón de juego estable. Es raro, porque lo que hoy pueda elogiarse de la selección mañana se puede esfumar. No porque intente hacer lo mismo y no le salga, sino porque no suele repetir búsquedas. Así como el entrenador Lionel Scaloni cambia de libreto táctico y de nombres según el rival al que va a enfrentar, también cuesta ver puntos en común del equipo de un partido al otro. Lo que sí pudo confirmarse en un debut por la Copa América que finalizó 1-1, fue que -en la zona de gestación- más allá de que el equipo juega con muchos mediocampistas ofensivos, lo más claro sale desde los pies de Giovani Lo Celso.

El volante de Tottenham arrancó jugando como doble 5 de Leonardo Paredes en un esquema 4-4-2, y buscó asistir a los delanteros Messi y Lautaro Martínez. Lo curioso es que, más allá de que el mediocampo del seleccionado sale a jugar con tres N° 10 -De Paul, Paredes y Lo Celso- y un delantero -Nico González- que puede hacer la banda izquierda como mediocampista o lateral, cuesta seguir un libreto en cuanto a las búsquedas de Scaloni. Eso sí: lo mejor del equipo argentino es cuando Gio Lo Celso se suelta como enganche, como arrancó su carrera en Rosario Central, y rompe líneas con sus pases precisos y filosos.

En ese primer tiempo muy superior en situaciones y dominio del juego de la Argentina, cuando generó cinco chances de gol contra una sola del conjunto trasandino, lo más convincente y eficaz surgió de sus pies. Lo Celso en ‘modo Messi’. Es que en varios pasajes se lo vio al 10 de Barcelona retrocediendo demasiado a campo propio para tomar contacto con la pelota y quien se perfilaba para recibir por delante suyo era el ex Central.

La Argentina ataca con De Paul, Paredes, Nico González, Messi y Lautaro Martínez; también pueden ingresar Agüero, Di María y Joaquín Correa, pero los mejores pases finales surgen de los pies de Lo Celso

Para que la selección haya generado mejores ataques, más elaborados con respecto a las últimas presentaciones, también influyeron Nicolás Tagliafico (sobre todo) y Gonzalo Montiel, que esta vez sí cruzaron con decisión a campo rival, hicieron ancho el campo y le generaron alternativas de pase y distracción a los marcadores que jugaban por el centro. Sus compañeros también los buscaron más, entre ellos Lo Celso que, a los 25 años, trata de encontrar una mayor regularidad en su juego; así les sacó rédito a esos espacios.

En esa primera etapa, mientras Messi se movía libre y retrocedía demasiado para tomar contacto con la pelota y lanzar largo incluso desde allí, las mejores jugadas se finalizaron con Lo Celso: él asistió de taco a Nicolás González, a los 15 minutos, en la acción que terminó con el derechazo que Bravo mandó al córner; él también dejó al propio González mano a mano con Bravo a los 17 con un pase filtrado para que el delantero de Stuttgart “ataque el espacio”, aunque la resolución no terminó siendo del todo buena.

De arranque, Lo Celso había asistido con un centro al segundo palo para Lautaro Martínez que no finalizó en gol por poco. Y también se vio su aporte ‘invisible’ en la jugada previa al golazo de tiro libre de Messi. A los 31, Lautaro Martínez disputó una pelota aérea con el central Maripán, y ganó el futbolista chileno, pero la segunda pelota le quedó a Lo Celso, que tuvo el mérito de respaldar la jugada y atacar la pelota; recibió la falta de atrás de Pulgar, y además el volante chileno fue amonestado. Tiro libre de gol para Messi. La jugada había arrancado con una presión alta de Chile ante Paredes, en campo argentino, pero entre Lautaro Martínez y Lo Celso transformaron un rechazo del arquero Emiliano Martínez a campo rival en una inmejorable chance para un tiro libre de Messi.

En el segundo tiempo no tuvo tanta participación y fue reemplazado por Ángel Di María a los 22 minutos. Fueron momentos en donde el equipo de Scaloni sintió el impacto del empate de Chile y el desorden general. Después, la selección retomó el impulso y volvió a elaborar chances para ganar con Messi, Nico González y Lautaro Martínez. Pero todo fue más desordenado, con más voluntad que entendimiento. Lo mejor, lo más claro, sin embargo, siempre surge de los pies de Lo Celso.

Ver más | lanacion.com.ar

Deja un comentario