Emergencia Agropecuaria y Ganadera para Sur de Corrientes

Se extenderá por un año y comprende a los departamentos de Esquina, Monte Caseros, Sauce y el sur de Curuzú Cuatiá. Implica asistencia a productores y flexibilidad en algunas cuestiones impositivas.

Imagen de ilustración.

En conferencia de prensa, desde el gobierno provincial anunciaron la declaración de la Emergencia Agropecuaria y Ganadera para en el Sur de Corrientes, para los departamentos de Esquina, Monte Caseros, Sauce y el sur de Curuzú Cuatiá. La medida podría ser ampliada a Goya y un sector de Lavalle.

Acompañaron en la oportunidad al ministro Vara, el subsecretario de Producción, Jorge Fedre, encargado de exponer por medio de un power point el análisis de situación por efecto del déficit hídrico, y el responsable de la dirección de Economía Agraria de dicho organismo, Luis Almirón.

El decreto de declaración de Emergencia Agropecuaria lleva la firma del gobernador, Gustavo Valdés y es refrendado por los ministros Jorge Vara (Producción) y Enrique Vaz Torres (Hacienda y Finanzas).

En su artículo primero, el decreto establece: declárese el Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario en el área comprendida por los departamentos de Esquina, Sauce, Monte Caseros y Curuzú Cuatiá (Ruta N° 25 al sur, desde límite con el departamento de Sauce hasta Ruta 119 y Ruta N° 126 al sur desde ruta 119 hasta el límite con el departamento de Paso de los Libres), por las escasas lluvias registradas por debajo de las medias históricas y los bajos niveles de reservas hídricas durante los meses de diciembre de 2017, enero y febrero de 2018 que determinaron condiciones de sequía, para el sector agrícola, ganadero y apícola, por el término de un año a partir del 1 de marzo de 2018.

En tanto que, en el artículo segundo, señala: Encomiéndese al Ministerio de Producción el análisis de la situación de cada productor afectado, expidiendo el correspondiente Certificado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario.

A la vez que el artículo tercero indica: Los beneficiarios a otorgar por la provincia de Corrientes a los productores afectados y que acrediten su condición de tal mediante presentación del Certificado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario, serán los siguientes: Prórroga de Vencimientos de Impuestos Provinciales, subvenciones que pudiere disponer el Ministerio de Producción de la Provincia con recursos disponibles de su partida presupuestaria; asistencia técnica y financiera.

Por último, el artículo cuarto explicita que los beneficiarios previstos en el artículo anterior serán a partir del 1 de marzo de 2018.

En el inicio de la rueda de prensa, el ministro de Producción, Jorge Vara, indicó que el decreto de emergencia agropecuaria “incluye a los departamentos de Esquina, Monte Caseros, casi todo Sauce y una parte de Curuzú Cuatiá sobre todo al Sur de la Ruta 126”, mientras que están en estudio “buena parte del departamento de Goya y es muy probables que se la sume con otro decreto de ampliación, lo mismo que a parte del departamento Lavalle”.

El ministro Vara especificó que para que un productor sea incluido en los beneficios de la emergencia agropecuaria las pérdidas tienen que ser del 50%, o superior, de su capacidad productiva; esto se entiende que debe ser dentro del año del ciclo ganadero o de la zafra en el caso agrícola. “La ley es muy clara en eso; la emergencia es una situación grave, de excepcionalidad. O sea que tiene que impactar sobre los indicadores de cría, porcentaje de parición o marcación y si alcanza a un 70% es declarada de desastre.

El ingeniero Vara indicó que las pérdidas son significativas. En citricultura “el valor de la producción del departamento Monte Caseros está arriba de 1.000 millones de pesos el valor y nosotros estimamos pérdidas cercanas a los 200 millones de pesos”, afectando volumen producido, cantidad y calidad.

En cuanto al sector ganadero dijo que están con pérdidas del orden de “250 millones de pesos, que es la merma de producción en los tres meses de sequía”. Aclaró que esta fue una seca relativamente corta en relación a otras anteriores en las que hubo que declarar dos decretos de emergencia en el mismo ciclo productivo.

Cabe señalar que oportunamente, la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria, reunida en la delegación del Ministerio de Producción de Monte Caseros, resolvió elevar al gobernador Gustavo Valdés el pedido de declaración de emergencia para los departamentos de Esquina, Sauce, Monte Caseros y el sur de Curuzú Cuatiá.

Durante dicho encuentro, en el que participaron intendentes, productores y el ministro de la Producción, Jorge Vara, se presentó un monitoreo del estado de los cultivos como consecuencia de la falta de humedad en el suelo, además de las pasturas e impacto sobre la ganadería.

En Monte Caseros quedaron plasmados los requerimientos que los productores plantearon ante los funcionarios y representantes de entidades públicas. Allí se elevó el documento al mandatario provincial, donde se solicitó la declaración de la emergencia, por la sequía, para los departamentos de Sauce, Esquina, Monte Caseros y el sur de Curuzú Cuatiá, poniendo a consideración la crítica situación del sector productivo desde hace varios meses, por la escasez de agua en los campos, producto de la falta de lluvia en la zona -aunque las precipitaciones registradas en las últimas semanas llevó un poco de alivio al sector citrícola y ganadero de estos municipios mencionados-.

El Ministerio de Producción mantuvo un relevamiento periódico para monitorear el estado de los cultivos y se vienen siguiendo atentamente los pronósticos climáticos a corto, mediano y largo plazo desde hace tiempo, lo que permitió emitir hace unos meses un alerta temprano sobre esta posibilidad de sequía que se cumplió.

Ante ese panorama, ya se vino apoyando a los productores sin esperar una posible declaración de emergencia, como el Plan Ganadero que ya estuvo asistiendo a los productores ganaderos con financiamiento a tasa cero para la compra de alimentos.

Luego de presentar ante los presentes el resultado del monitoreo realizado periódico sobre el estado de los cultivos como consecuencia de la falta de humedad en el suelo, además de las pasturas e impacto sobre la ganadería, los integrantes de la Comisión resolvieron sugerir al Poder Ejecutivo la declaración de Emergencia Agropecuaria, que finalmente tuvo el visto bueno.

Líneas de créditos del Banco Nación para productores afectados por la sequía

En otro tramo de la conferencia de prensa, el ministro Vara anunció que el Banco Nación otorgará una línea de créditos para poder asistir a los productores y mejorar la capacidad de respuesta ante la Emergencia Agropecuaria.

Las líneas crediticias están destinadas a productores agropecuarios de Micro Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs), bajo cualquier forma societaria o

En ambos casos, accederán a préstamos para capital de trabajo siempre y cuando presenten un certificado de emergencia junto con la declaración de elegibilidad emitida por el Ministerio de Agroindustria.

El Ministerio de Agroindustria bonificará 10 puntos porcentuales anuales de la tasa de interés durante el primer año del crédito.

La bonificación de la tasa se aplicará hasta un monto máximo total de crédito de $2.000.000 por productor en emergencia, y de hasta $500.000 en el caso de productores cooperativizados, siendo los fondos desembolsados en forma directa al productor en función de su Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) y de su Clave Bancaria Uniforme (CBU) informada.

Ambas líneas tendrán vigencia hasta la total cancelación de los préstamos, fijándose como fecha máxima para acordar préstamos el 31 de diciembre de 2018, la finalización de las líneas o la ejecución total del cupo de crédito bonificable, lo que suceda primero.

Para una y otra línea, el monto total de los créditos que bonificará el Ministerio de Agroindustria será de $450 millones de pesos por cada línea de crédito, es decir el organismo bonificará $900 millones destinados a capital de trabajo.

Fuente | Producción

Otros artículos interesantes...