Defensa de Osnaghi planteó la nulidad del juicio político

Las actas de la sesión que lo suspendieron y declaraciones mediáticas son parte de los argumentos. El Intendente debe ejercer su defensa.

Defensa de Osnaghi. El pa­sa­do 9 de oc­tu­bre se abrió el jui­cio po­lí­ti­co con­tra el in­ten­den­te de Pa­so de la Pa­tria, Gui­ller­mo Os­na­ghi, quien el pró­xi­mo jue­ves 25 de oc­tu­bre de­be­ría pre­sen­tar­se pa­ra ejer­cer su de­fen­sa an­te el Con­ce­jo De­li­be­ran­te.

Sin embargo, sur­gen nue­vos da­tos que po­drí­an de­ri­var en la ca­í­da del pro­ce­so por me­ca­nis­mos lle­va­dos ade­lan­te por los concejales.

Esto es parte de los argumentos por lo que la de­fen­sa del sus­pen­di­do Je­fe co­mu­nal so­li­ci­tó la nu­li­dad.

El en­tra­ma­do po­lí­ti­co va por un ca­mi­no y el ju­di­cial por otro. Hu­bo in­ten­tos de los lí­de­res de En­cuen­tro por Co­rrien­tes (E­CO) de ha­cer re­tro­tra­er la pos­tu­ra de cua­tro con­ce­ja­les que aun per­te­ne­cien­do a la alian­za y es­tán en con­tra de Os­na­ghi.

El go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés re­ci­bió a to­do el cuer­po pa­ra oír los ar­gu­men­tos el mar­tes (16/10/18). Aun así, el pro­ce­so per­sis­te pe­se a que hay “ex­pec­ta­ti­vas de so­lu­ción”, se­gún fuen­tes de la vi­lla tu­rís­ti­ca.

“A no­so­tros nos no­ti­fi­ca­ron el 11 de oc­tu­bre del jui­cio po­lí­ti­co en el Con­ce­jo e in­me­dia­ta­men­te me pu­se a tra­ba­jar pa­ra avan­zar con la de­fen­sa co­rres­pon­dien­te, y el mar­tes plan­te­a­mos la nu­li­dad y re­cu­sa­ción de seis de los sie­te con­ce­ja­les”, co­men­tó el abo­ga­do Jo­sé Ma­ría Gon­zá­lez.

“Pre­sen­té tres es­cri­tos so­li­ci­tan­do co­pias de las ac­tas de la se­sión en la que se pro­ce­dió a la sus­pen­sión de intendente, al prin­ci­pio lla­ma­ti­va­men­te me la die­ron mal, y fi­nal­men­te ob­tu­ve pa­pe­les co­rrec­tos”, aco­tó González.

El le­tra­do se­ña­ló que de acuer­do al re­gla­men­to del cuer­po, “es­te vier­nes se cum­plió el pla­zo pa­ra la con­tes­ta­ción del pe­di­do de nu­li­dad”.

Al mismo tiempo, se ha­bía pre­sen­ta­do una ac­ción por con­flic­to de po­de­res an­te el Su­pe­rior Tri­bu­nal de Jus­ti­cia (STJ) en el que se “so­li­ci­ta la sus­pen­sión del jui­cio po­lí­ti­co y la res­ti­tu­ción en el car­go del In­ten­den­te”.

“Es in­co­he­ren­te que el acu­sa­dor sea juez al mis­mo tiem­po, y los de­nun­cian­tes son a su vez quie­nes tie­nen en su ma­no el fu­tu­ro del in­ten­den­te y se pa­se­a­ron por to­dos los me­dios de co­mu­ni­ca­ción emi­tien­do ya una sen­ten­cia”, cues­tio­nó Gon­zá­lez.

“Si es­to si­gue, ne­ce­si­ta­mos que se ga­ran­ti­ce la de­fen­sa por­que en de­fi­ni­ti­va, ade­más de acu­sar­lo ya lo sen­ten­cia­ron me­diá­ti­ca­men­te”, agre­gó.

El abo­ga­do se mos­tró pre­o­cu­pa­do por tra­tar­se de “un pro­ce­so irre­gu­lar des­de el ini­cio, ha­cen lu­gar al plan­teo de la Co­mi­sión In­ves­ti­ga­do­ra el mar­tes 9 y re­cién el miércoles 10 a la ma­ña­na se pro­ce­de a la sus­pen­sión, cuan­do de­bía ha­ber­se re­suel­to en la mis­ma se­sión”, con­si­de­ró.

Va­le re­cor­dar que de­bi­do a lo tu­mul­tuo­so del en­cuen­tro se abrió un cuar­to in­ter­me­dio que se re­to­mó do­ce ho­ras des­pués. “U­na co­sa es el dic­ta­men de la co­mi­sión y otra el ac­ta de la sus­pen­sión, que fue­ron en ho­ra­rios y dí­as di­fe­ren­tes”, de­ta­lló. Re­cién tras ese pa­so ad­mi­nis­tra­ti­vo fue no­ti­fi­ca­da la vi­cein­ten­den­te Al­ba Váz­quez, quien asu­mió el po­der in­te­ri­na­men­te.

Tal co­mo in­di­ca el ar­tí­cu­lo 224 de la Cons­ti­tu­ción Pro­vin­cial, la des­ti­tu­ción de­be pro­nun­ciar­se pre­vio jui­cio po­lí­ti­co, con los dos ter­cios (2/3) de vo­tos del to­tal de los miem­bros del Con­ce­jo De­li­be­ran­te.

La sen­ten­cia de des­ti­tu­ción, pa­ra ser efec­ti­va, de­be ser apro­ba­da por el cuer­po elec­to­ral del Mu­ni­ci­pio en con­sul­ta po­pu­lar vin­cu­lan­te y obli­ga­to­ria, con­vo­ca­da al efec­to por el Con­ce­jo De­li­be­ran­te y re­a­li­za­da en un pla­zo no ma­yor a los trein­ta dí­as, tal co­mo su­ce­dió en San­ta Ro­sa en 2015.

Tras co­no­cer­se la sus­pen­sión, Os­na­ghi re­ci­bió in­me­dia­ta­men­te el res­pal­do del ti­tu­lar del Plan Bel­gra­no a ni­vel na­cio­nal, Car­los Vig­no­lo, el go­ber­na­dor Val­dés e in­clu­so el ti­tu­lar de la Cá­ma­ra de Di­pu­ta­dos, Pe­dro Cas­sa­ni, que in­ten­tó me­diar sin éxi­to.

Además, a Pa­so de la Pa­tria acu­dió una vein­te­na de in­ten­den­tes ra­di­ca­les que no ocul­ta­ron su pre­o­cu­pa­ción por la cri­sis ins­ti­tu­cio­nal y emi­tie­ron un co­mu­ni­ca­do en el que con­si­de­ra­ron que “las cau­sas es­gri­mi­das por los con­ce­ja­les pa­ra ini­ciar un jui­cio po­lí­ti­co son ab­so­lu­ta­men­te in­con­sis­ten­tes ju­rí­di­ca y po­lí­ti­ca­men­te”.

“La com­pra de un ve­hí­cu­lo usa­do, la cons­truc­ción de un tan­que y sur­ti­dor de gas oíl pa­ra me­jo­rar los con­tro­les de car­ga y fun­cio­na­mien­to del par­que au­to­mo­tor mu­ni­ci­pal, y el al­qui­ler de un lo­cal pa­ra ser uti­li­za­do co­mo ofi­ci­na, op­ti­mi­zan­do la ca­li­dad de aten­ción al con­tri­bu­yen­te, no pue­den ser nun­ca cau­sal de jui­cio po­lí­ti­co”.

La opo­si­ción cues­tio­na los me­ca­nis­mos ad­mi­nis­tra­ti­vos de es­tos he­chos y a su vez la­men­ta “la fal­ta de diá­lo­go” del Je­fe co­mu­nal que asu­mió en di­ciem­bre de 2017.

Os­na­ghi, al de­fen­der­se de las acu­sa­cio­nes, ha­bló de un in­ten­to gol­pis­ta pro­mo­vi­do por el kirch­ne­ris­mo y el Par­ti­do Nue­vo, al que lla­ma­ti­va­men­te se ple­ga­ron cua­tro edi­les de par­ti­dos que per­te­ne­cen a ECO: dos de Pro­yec­to Co­rrien­tes y uno del Par­ti­do Po­pu­lar.

En tan­to el ra­di­cal Jo­sé Al­fon­zo, al mo­men­to de vo­tar, dio quó­rum pe­ro se abs­tu­vo.

El ex in­ten­den­te y ac­tual di­pu­ta­do pro­vin­cial Os­car “Chi­no” Gar­cí­a, des­de el prin­ci­pio, fue señalado co­mo pro­mo­tor de la cri­sis en “El Pa­so”. “Quie­ren con­se­guir por la vía de un pro­ce­di­mien­to irre­gu­lar, lo que no pu­die­ron ob­te­ner a tra­vés del vo­to de los ve­ci­nos”, ma­ni­fes­tó Os­na­ghi.

Ade­más del Fo­ro de In­ten­den­tes ra­di­ca­les, el mis­mo Eje­cu­ti­vo Pro­vin­cial pi­dió a los con­ce­ja­les, con­jun­ta­men­te con la In­ten­den­cia pa­ra que ini­cien el diá­lo­go y evi­tar el des­gas­te ins­ti­tu­cio­nal y el per­jui­cio que ello pro­vo­ca a la co­mu­ni­dad.

Es­cu­da­dos en la au­to­no­mía mu­ni­ci­pal y re­mar­can­do “que no es una ac­ti­tud an­to­ja­di­za”, los edi­les per­sis­ten en el jui­cio que ten­drá su pró­xi­mo ca­pí­tu­lo el 25 de oc­tu­bre, po­dría ha­ber cam­bios de pos­tu­ras que in­flu­yan en la votación por la destitución.

Fuente | diarioepoca.com

Otros artículos interesantes...