Candidaturas: Mauricio vino para meter presión

Los observadores de los gestos siguen realizando su trabajo de interpretación en Corrientes.

La platea estaba preparada, en la triunfal jornada electoral del 4 de junio, para escuchar el nombre del candidato a Gobernador de labios de Ricardo Colombi. Pero eso no se produjo. Luego se esperaba que el anuncio sería hecho en la tribuna que el mandatario provincial compartió con Macri. Pero la incógnita continúa.

Los observadores de los gestos siguen realizando su trabajo de interpretación en Corrientes. Es que resuenan aún en los oídos de todos, la mención pública que el presidente Mauricio Macri hizo de su referente correntina del PRO, Ingrid Jetter, nombre indigerible si los hay para el paladar político del gobernador Ricardo Colombi.

Para colmo de males, Macri destacó las virtudes de Jetter sentado junto al mandatario correntino durante una conferencia de prensa que ambos ofrecieron en el club Regatas, casa “natural” de la exitosa fórmula Tassano-Lanari a quienes el Presidente vino a alzarles las manos del triunfo.

Sobrevolaba en el recuerdo sonoro de los cronistas políticos aquella vez en que a Colombi le preguntaron por Jetter, y él respondió socarronamente: “¿Quién es? No la conozco”. Para no ser menos, la propia Ingrid se encargó de resaltar la frialdad de su relación con el Gobernador.

El hecho que quedó dramáticamente al desnudo es que si Colombi “no la conoce” a Jetter, Macri sí parece conocerla. Y muy bien.

La duda que dejó sembrado el paso de Macri por Corrientes es: ¿Ricardo ya tiene el nombre del candidato y sólo está escondiendo la pelota (metáfora futbolera que empleó el Presidente) esperando el mejor momento para la patada? ¿O ese supuesto nombre in pectore del “candidato” es una asignatura pendiente, a la espera, precisamente, del OK presidencial?

La propia Ingrid Jetter dijo que “siempre existe la posibilidad de lograr acuerdos” insinuando la posibilidad de que todavía no esté cerrado el tema de la identidad de la fórmula oficial que competirá en las elecciones de fines de septiembre-comienzos de octubre próximo.

El hecho es que esta bajada del primer mandatario a Corrientes para saborear las mieles de un triunfo electoral que el Gobierno nacional contabiliza como propio, fue entre otras cosas, para poner de manifiesto el popular dicho “donde manda capitán no manda marinero”.

Es que la Administración macrista no está dispuesta a comprar una derrota. Por eso es que Mauricio Macri hizo una clara demostración de autoridad y poder, dejando a Colombi grogui, como esos boxeadores al final de su carrera con sus energías juveniles disminuidas.

Pese a que la periodista que le formuló la pregunta al Presidente en torno a la cuestión de la fórmula no mencionó el nombre de Ingrid Jetter, fue el propio Macri quien lo trajo a colación. Lo cual hace aún más significativo el hecho.

En el run-run de los pasillos en el día de la visita presidencial, se mencionó que el Gobernador no dejó subir a Jetter al helicóptero que trasladó al primer mandatario al club de Regatas. Eso molestó mucho a Macri. Es como que le tocaron la oreja.

Parece que los asesores políticos de Colombi no llevan registro que detrás de Jetter está la propia María Eugenia Vidal, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y una de las figuras estelares del PRO nacional que comparte con Macri el centro de popularidad y poder político.

Por ahora, Mauricio Macri “gasta” al Gobernador con exhibiciones de humor: lo calificó de “un diez que esconde de pelota” y que avanza a los “panzazos” en su campaña.

La incógnita es saber qué pasará cuando el Presidente se ponga serio.

Ver más | diarioellibertador.com.ar

Ver más contenido destacado | Política