Biden toma las riendas da un giro ambiental de 180º

Medio Ambiente

Unas pocas horas en la presidencia de Estados Unidos fueron suficientes para que Joe Biden les diera la vuelta a varias de las polémicas decisiones ambientales de su predecesor, Donald Trump, caracterizado por revertir y deshacer regulaciones relacionadas con el cuidado del medio ambiente. Entre las decisiones más relevantes de la nueva administración está el regreso del país norteamericano al Acuerdo de París.

Se respira otro aire en la Casa Blanca. Con algo más de una semana en el despacho oval Joe Biden ya ha hecho más por el medio ambiente en Estados Unidos que el expresidente Donald Trump en cuatro años al mando.

Habían pasado apenas unas horas desde su investidura como el 46º presidente estadounidense y el exvicepresidente de Obama y exsenador por el estado de Delaware ya había dejado clara su posición con respecto a sus políticas ambientales.

Con la firma del que fue su tercer decreto presidencial, Estados Unidos se reincorporaba al histórico Acuerdo Climático de París, alcanzado en 2015 por 195 naciones con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados con respecto a la temperatura del planeta a finales del siglo XIX. Un regreso importante si tenemos en cuenta que Estados Unidos es el segundo país con más emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, en términos absolutos, después de China.

Con un «hoy es el día del clima en la Casa Blanca» Biden firmó el 27 de enero otras órdenes ejecutivas por las que se reducían los subsidios para el sector del petróleo y de otros combustibles fósiles, se pausaban las nuevas concesiones para la explotación petrolera y de gas en tierras y aguas federales y se planeaba la protección del 30% de las tierras y áreas marítimas del país antes del año 2030.

Todo un giro de 180º con respecto a su predecesor que, también a punta de decretos, deshizo muchos de los avances en materia ambiental que había dejado la presidencia de Obama. Ese es el problema de los decretos que, como ahora lo está haciendo el demócrata, pueden ser revertidos por el siguiente inquilino (o inquilina) de la Casa Blanca.

Aún le queda mucho por hacer a Biden en materia ambiental para que Estados Unidos pueda sentirse orgulloso de su papel en la lucha contra el cambio climático, pero las noticias ambientales que llegan desde Washington han sido bienvenidas por la comunidad internacional.

Cumbre sobre adaptación climática 2021

El 25 y 26 de enero varios líderes participaron en la cumbre sobre adaptación climática, un evento virtual organizado por Países Bajos. Esta cumbre ha sido una de las primeras en centrarse, más que en las causas del cambio climático, en los efectos de este y cómo adaptarse o mitigar su impacto. 

António Guterres, secretario general de la ONU, pidió que la mitad del presupuesto para el clima se dedique a la adaptación. Esto significa, entre muchas otras cosas, invertir más en la construcción de espacios verdes en las ciudades o en la instalación de sistemas de recolección de agua lluvia para evitar inundaciones; tener mejores sistemas de alerta de tormentas o edificios y carreteras más resistentes a estas. Todas estas medidas podrían ahorrar en daños que, en términos económicos, cuadruplicarían el costo de implementarlas. Hasta el momento el presupuesto es de tan solo un 5% del dinero reservado al clima, cifra muy lejana al 50% que pide la ONU y con la que coinciden los expertos en adaptación climática. 

En la cumbre participó John Kerry, que habló por primera vez de manera oficial en un evento internacional como el enviado especial de la Casa Blanca para el clima. Kerry se disculpó por la ausencia de su país durante los últimos años en materia ambiental y aseguró que tienen «la intención de hacer todo lo posible para asegurarnos de que la COP26 (la cumbre sobre cambio climático de la ONU que se celebra en noviembre en Escocia) resulte en acción climática ambiciosa en la que los mayores emisores aumenten sus compromisos de manera significativa y en la que ayudemos a proteger a aquellos que son más vulnerables». Según Kerry, «simplemente no hay manera de adaptarse a un mundo 3 o 4 grados más caliente, excepto para los más ricos y privilegiados.»

El FMI incluye al clima en los principales indicadores macroeconómicos

El Fondo Monetario Internacional anunció varios cambios en su actuar que denotan la importancia que le está dando al cambio climático como un potencial riesgo a la estabilidad económica mundial.

La directora del FMI, Kristalina Georgieva, además recordó que construir resiliencia es bueno para la naturaleza y los ecosistemas, para el crecimiento económico, la creación de empleos y la salud.

Los sonidos y olores del campo están protegidos por ley en Francia

Los mugidos de las vacas, el redoblar de las campanas de iglesia, el canto de los gallos y de las cigarras o el olor a heno y estiércol forman ahora parte del patrimonio sensorial rural de Francia.

Así lo dice la nueva ley aprobada por el Senado francés. Una ley que llegó al legislativo tras varias denuncias contra gallos y patos hechas por citadinos que iban a pasar el fin de semana a su casa de campo y que sentían que estos cantaban o graznaban demasiado alto y no les dejaban descansar en paz.

Ver más | france24.com

Deja un comentario