A un año de la confirmación del caso cero en Corrientes

El 20 de marzo de 2020 el gobernador Gustavo Valdés confirmaba el primer caso del nuevo Coronavirus. En simultáneo, iniciaba el periodo llamado Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en la Argentina.

El ministro de Salud Pública, Ricardo Cardozo, ponderó el trabajo de todo el personal sanitario y recordó logros en el marco de la respuesta a la pandemia a lo largo de 365 días.

La pandemia por Covid-19 cumple un año en Corrientes. Fue el 20 de marzo de 2020 el día en el que el gobernador Gustavo Valdés confirmó el primer caso del nuevo Coronavirus. Antes de ello, la Provincia activó una serie de estrategias que permitieron que la provincia logre un éxito parcial en el marco a la respuesta al covid-19.

“Ya desde el discurso del gobernador Gustavo Valdés el 1° de marzo estábamos trabajando en Covid-19 en donde ya él perfilaba la posibilidad cierta de que el coronavirus pudiera llegar. Así, empezamos a trabajar en el Ministerio conformando el Comité de Crisis, el comité de expertos con todos los infectólogos de la provincia, escribiendo todas las medidas que había que tomar, los protocolos, dando las órdenes para conformar el Call Center y empezando a trabajar con otras áreas de Gobierno y fue cuando el gobernador impulsó nuestro famoso hospital de campaña, trabajando codo a codo con Educación y con Obras y Servicios Públicos”, recordó el ministro Ricardo Cardozo.

“A esta altura del año, pero en 2020, nos encontraba en pleno proceso de trabajo, de aprendizaje y de planificación. Previo al 20 de marzo, ya teníamos una persona aislada que luego, ese día, fue el caso cero de Corrientes y que nos llevó a tomar medidas, como la de aislar por primera vez un edificio completo”, agregó.

El ministro remarcó: “Es importante poner en contexto qué es una pandemia. Es una enfermedad y una situación sanitaria sumamente grave, internacional e histórica y que tiene lados positivos y negativos. Lo negativo es que desgraciadamente a pesar de todas las medidas hemos tenido más de 400 fallecidos y personas con secuelas. Se ha invertido muchísimo dinero también, algo que no solamente impacta en la economía de la provincia, sino también en la distribución de bienes y recursos en todo el resto de la salud pública”.

Dijo que “en general, en cuanto al manejo de la pandemia, consideramos que hemos sido exitosos porque Corrientes desde mayo de 2020 prácticamente vivió libertades que otras provincias no tuvieron y esto consideramos que fue en virtud del trabajo férreo realizado por aquellos que tenían que tomar decisiones: el Ministerio de Salud Pública, el Comité de Crisis, la Dirección general de Epidemiología y por su puesto el respaldo absoluto del gobernador quien fue el que lideró en todo momento esta planificación”.

Cardozo ponderó que con el equipo de Salud Pública se logró reducir la cantidad de contagios que había hacia finales de 2020. “Llegamos a las fiestas de fin año con cierta tranquilidad, aun en el escenario de que tanto noviembre como diciembre fueron los meses en que mayores contagios tuvimos, pero tomamos medidas de manera tal que ese escenario epidemiológico no tenga tanto impacto en la población”, dijo.

“NO HAY PERSONAL DE SALUD PÚBLICA QUE NO HAYA INCIDIDO EN LA RESPUESTA A LA PANDEMIA”

El ministro destacó el trabajo del “Comité de Crisis en general, liderado por las doctoras Angelina Bobadilla y Claudia Campias y el staff de decisiones del Ministerio de Salud Pública. Todo el personal de las subsecretarías, las direcciones generales y de todas las demás áreas”.

“Con seguridad digo. No hubo personal del Ministerio de Salud Pública que no haya incidido en el funcionamiento y en la planificación y en las acciones de dar respuesta a la pandemia”, remarcó.

“También hay que destacar la colaboración y el protagonismo de otros actores extraministeriales, por ejemplo, la policía. La verdad que el trabajo articulado con el Ministerio de Seguridad a cargo de Juan José López Desimoni y su personal completo fue muy importante”, agregó.

“El personal que estaba en la calle, en los retenes, haciendo los testeos, entre otras acciones, su trabajo es impagable e invalorable porque al igual que los policías, nuestros agentes sanitarios, hisopadores y los bioquímicos entre otros, han puesto su vida en riesgo”, subrayó.

“También hay que destacar la colaboración de los intendentes. Sin la participación de ellos, hubiera sido imposible cortar con los distintos brotes que fueron ocurriendo en el interior. Trabajamos con todos los municipios por igual porque estaba y está de por medio la salud del pueblo correntino y eso es una obligación moral y sanitaria por parte del ministerio de Salud Pública”, indicó.

CONCIENTIZACIÓN Y PREPARACIÓN

En cuanto al porvenir, con un escenario internacional complejo, con segundas olas de contagios en varios países y la aparición de mutaciones del Covid-19, Cardozo dijo: “Estamos vacunando a toda velocidad, pero si no aparecen nuevas vacunas nos vamos a quedar sin stock dentro de poco, porque lo que figura como que no se está utilizando, ya están con turnos asignados, así que prácticamente todas las vacunas tienen su destinatario”.

“Creemos, como cree todo el país y los especialistas, de que vamos a tener probablemente una segunda ola por lo que tenemos que estar preparados tanto o más que en la ola anterior y la población tiene que saber esto”, remarcó.

“Es probable que aumente, como está sucediendo, la cantidad de casos y que, en algún momento, si correspondiera, vamos a tener que reducir de nuevo las actividades. Esta la salud y la vida de los correntinos de por medio”, agregó.

Así, el ministro reconoció: “Nos preocupa la cepa brasileña. Hemos tenido reuniones. Yo por ahora desde la Residencia desde el primer día que me dieron el alta y ya hemos decidido salir a caminar toda la provincia, ir a contribuir a bajar los brotes que se están sucediendo en el interior que es adonde el escenario epidemiológico se trasladó”.

“El equipo es muy eficaz y siempre tenemos éxito en los lugares donde vamos a trabajar en este sentido”, remarcó.

El ministro fundamentó: “El temor, es por razones claras, un río nos separa de Brasil y sabemos que del otro lado la situación epidemiológica está sumamente complicada. El hecho de la que la cepa brasileña tenga mayor morbilidad, pero no mayor gravedad, en cuanto a la presentación clínica, lo mismo nos preocupa porque al ser más contagiosa, es muy probable que haya mayor cantidad de casos y al suceder eso, estadísticamente habrá también mayor cantidad de casos graves, así que nos preocupa. Estamos en contacto con la Nación, trabajando en ello y viendo y fortaleciendo conductas en la frontera”.

Por último, Cardozo llamó a la población nuevamente a “seguir manteniendo vigente las medidas de prevención. “Insistimos a la población que las medidas que siempre pregonamos: distanciamiento social, el uso correcto del barbijo y el lavado de manos, entre otras, hay que seguir cumpliendo. Esto es muy importante primero porque no tenemos la cantidad de personas inmunizadas aún. Si a esto le sumamos la cantidad de personas que se han recuperado, podríamos decir de manera teórica que tenemos cerca de 60-70 mil personas que podrían estar teniendo buena cantidad de anticuerpos, es decir, estamos lejos todavía de un porcentaje de inmunidad, tanto artificial como natural, como para estar tranquilos”.

CRONOLOGÍA

MÁS INFORMACIÓN: https://saludcorrientes.gob.ar/w/linea/

Las acciones para enfrentar al Coronavirus arrancaron un poco más de un mes antes del primer caso positivo en territorio correntino. Fue exactamente el 13 de febrero de 2020, cuando directores del nivel central del Ministerio de Salud Pública de la Provincia y de hospitales, jefes de servicios e infectólogos, iniciaron una capacitación con el fin de actualizar conocimientos sobre las medidas preventivas ante el caso de detectarse alguna persona con síntomas de la enfermedad.

Ya el 27 de febrero, el ministro de Salud, Ricardo Cardozo, se reunió con personal sanitario y de diferentes instituciones, como Migraciones y representantes de las fuerzas vivas, con el objetivo de integrar a todos los actores de la sociedad para poner en marcha un plan preventivo, y lograr la detección precoz, el control y limitar la propagación del contagio. Por esos días, en el Hospital «Ángela I. de Llano» de la ciudad de Corrientes, también se preparaba un sector especial de aislamiento en una nueva ala, para atender cualquier caso sospechoso o confirmado de Coronavirus.

El 10 de marzo, Cardozo resuelve conformar el Comité de Crisis, para garantizar la detección y el diagnóstico precoz de los posibles casos de Covid-19, con el fin de permitir su atención adecuada, así como realizar las medidas de investigación, prevención y control. Al día siguiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara «pandemia» al brote del nuevo Coronavirus y consecuentemente, el gobernador Gustavo Valdés dicta el Decreto provincial 507/20 y la Resolución 989/20 de Emergencia Sanitaria por el Dengue y el Covid-19 en Corrientes.

En tanto, el 20 de marzo el Gobierno provincial a través del Comité de Emergencia confirma el primer caso positivo de Coronavirus en la Provincia. A fines de marzo, el ministro Cardozo junto al Comité de Crisis, directores y responsables de cada área de la cartera sanitaria, comienzan a trabajar en la instalación del Hospital de Campaña «Hogar Escuela», destinado a la asistencia de personas que contraigan la enfermedad.

El uso del barbijo pasa a ser obligatorio luego del Decreto provincial del 10 de abril, por lo que su cumplimiento se extiende a oficinas públicas y privadas, comercios y toda actividad exceptuada que estaba prestando servicio en ese momento. Luego, el 6 de mayo, se inauguró la primera etapa del Hospital de Campaña «Hogar Escuela», para atender exclusivamente casos de Coronavirus con todo el equipamiento necesario y poder tratar e internar pacientes de distintas consideraciones.

De igual manera, el primer día de junio se habilita oficialmente el Centro de Salud Penitenciario, ubicado en el predio de la Unidad Penal (UP) N°6, en San Cayetano. Se trata de un establecimiento exclusivo para atención de los internos, de cualquiera de las unidades penitenciarias de la Provincia, que se vean afectados por el Coronavirus.

Días después, se presenta la implementación del tratamiento con plasma convaleciente para pacientes con diagnóstico de Coronavirus, el cual está basado en un trabajo de investigación y ensayo clínico local, que precisa de donantes recuperados para avanzar con el procedimiento médico en nuevos afectados. Paralelamente, se avanzó en un trabajo articulado entre el Ministerio de Salud Pública, a través del Comité de Crisis de la Provincia; el Instituto de Cardiología de Corrientes con la Fundación Cardiológica Correntina y la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), que consistió en la investigación en la que, previo consentimiento, se llevó adelante en pacientes diagnosticados con COVID-19, a quienes se les suministró Ivermectina como parte de un estudio para evaluar su efectividad evitando internaciones.

El 2 de julio, se inaugura en el Hospital Regional «Camilo Munigurria» de Goya, una sala exclusiva para pacientes con Covid–19, que, además, cuenta con sus propias áreas de Enfermería y Sanitización. Y el 9 del mismo mes, se habilitó oficialmente la etapa final del Hospital de Campaña «Hogar Escuela», con una amplia capacidad para atender exclusivamente casos de Coronavirus.

Lamentablemente, el 18 de julio se debió informar el primer fallecimiento por el virus en Corrientes. Se trataba de un hombre de 70 años residente en la ciudad Capital, que se encontraba internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Llano.

No obstante, el 14 de septiembre se produjo el primer nacimiento en el Hospital de Campaña, luego de una intervención llevada adelante con éxito. La mamá era una paciente con Covid-19 positivo y ambos quedaron en buen estado general.

Con el objetivo de ampliar la estrategia de búsqueda de casos en la ciudad de Corrientes, el Ministerio de Salud Pública suma en noviembre 30 Centros de Testeos de Epidemiología (CETEP), distribuidos en los distintos barrios para realizar pruebas por Coronavirus a contactos estrechos de positivos o personas que presenten síntomas compatibles con la enfermedad.

Ya en diciembre, los Ministerios de Salud de la Provincia y la Nación comienzan a trabajar en lo que será la Campaña de Vacunación para inocular a la población. Se abordan aspectos como grupos de riesgo, logística y refrigeración de las dosis.

Es así que, a fin de ese mismo mes, el ministro Cardozo recibe la primera tanda de vacunas. Fueron 3150 dosis de la Sputnik V, con las cuales se inició inmediatamente la inmunización a los trabajadores del Hospital de Campaña, continuando con todos los que integran el sistema sanitario correspondiente a los servicios de cuidados críticos de la Provincia.

El 3 de febrero, Ricardo Cardozo recibe a los especialistas que trabajan en la implementación del suero hiperinmune como nueva terapéutica adquirida por la Provincia, que logra óptimos resultados en pacientes con Covid-19. Y, calificado como «un día histórico» por el ministro, el 22 de dicho mes, se comienza a vacunar a las personas mayores de 65 años de Corrientes, sector con «mayor morbilidad y mortalidad».

Fuente | Información Pública.

Deja un comentario